Participá del programa

Ganá los regalos

viernes, 28 de marzo de 2014

03 - ¿Quién sos?: François Quesnay


Por el 13:41


Esta semana en nuestro bloque de historia, conocemos a François Quesnay, el primer "economista". El tema nos lo presenta Emiliano Pellegrino, que vino acompañado por el espiritu de Quesnay para ayudarlo con las pronunciaciones. Quesnay es interpretado por Nicolas Stupiski.
¿Quien fue François Quesnay? ¿Porque se dice que es el primer economista? Un poco sobre su obra y vida... Todo eso y capaz un poco mas por parte de Emi.






¿Quién sos François Quesnay?

François Quesnay fue un reconocido economista francés del siglo XVIII (18). Quizás, Doña Rosa y su pandilla no lo recuerden, pero estoy seguro de que cuando hablemos de sus aportes, les resonará en la cabeza. Este señor, nació a finales del siglo XVII (17) en Merey, un pueblo cerca de Versalles. Pertenecía a la clase alta, es decir, a la nobleza, pues su padre era Abogado del Parlamento Francés, que no era poca cosa. A pesar de ello, fue analfabeto hasta los 11 años, y no se interesó en las ciencias hasta que conoció un renombrado cirujano de la zona (no chino) quien le enseñó latín, griego, y otras ciencias. Descubrió su amor por la medicina y se recibió a los 24 años de Maestro Cirujano, y durante el ejercicio de su profesión, logró curar de viruela al hijo del rey Luis XV (15), quien, mientras tanto, tenía un amorío profundo con Madame de Pompadour (reciente viuda, ¡muy hermosa!). Se ganó todo el prestigio del mundo y fue nombrado médico personal del rey. Una vez en el cargo, empezó a observar más de cerca las cuestiones económicas de la sociedad y comenzó a entrometerse, recién a los 60 años, (era grande ya, pobre) publicando sus primeros trabajos económicos.
Sin hacer mucho esfuerzo, se dio cuenta de que el régimen monárquico en el que vivía impedía el libre comercio, y el 99% de la población (principalmente campesinos) terminaba financiando el consumo extremo del 1% de la población, es decir, los nobles. ¡Que paradójico! Quesnay se dio cuenta que el Estado se fumaba toda la plata de los impuestos para darse la buena vida en la alta sociedad, de la cual él era parte. Por lo tanto, ni hablar, a jugar callado. Es por ello que todos sus escritos iban dirigidos, no a reprimir a la alta sociedad, sino a hacer suaves sugerencias y ajustes pequeños en pos del libre comercio.
Como este muchacho era médico, él, veía la economía como el cuerpo humano, en donde los componentes de la misma no eran cuerpos estáticos (es decir, quietos), sino, flujos que circulaban constantemente entre las clases sociales. He aquí, el primer hombre en diferenciar, al menos intuitivamente, las variables flujos de las variables stocks, con la que tanto insisten los profesores de macroeconomía. Esto derivó en un sistema de contabilidad de flujos, la cuál fue la “precuela” de la matriz de Leontief (insumo-producto), que nos trae horribles recuerdos de otras materias y que encima, tenía como base a la agricultura, considerada como aquel sector que generaba excedentes económicos (como contra partida, los comerciantes y artesanos eran considerados la “clase estéril”). Quesnay asociaba la circulación de la sangre, con la circulación de la renta, y esto dio origen a lo que convertiría en su obra más importante: La tableu oeconomique. Esta tabla económica representa lo que hoy conocemos en macroeconomía como la teoría del flujo circular de la renta, en donde estos intercambios entre clases sociales derivan en el proceso multiplicador ¡Que suele entrar en los exámenes de segundo año!
El conjunto de todos estos escritos franceses fueron bautizados con el nombre de  “Fisiocracia”, que significa “gobierno de la naturaleza”. Esto es, lógicamente, debido a las características esenciales del análisis de dejar que las cosas pasen, que la economía es como la vida misma, y es mejor que ella siga su curso por si sola. Es aquí, donde nacen las primeras nociones del laissez faire, las cuales serían luego defendidas por los clásicos como Adam Smith.
En conjunto, y para cerrar el tema, quienes seguían a Quesnay, y compartían sus ideas, comenzaron a autodenominarse “economistas”.



Acá podes dejar tus consultas...

0 comentarios:

Publicar un comentario